El problema de guardar correos a largo plazo

Normalmente, cuando guardamos un correo electrónico, se supone que la intención es utilizarlo más tarde. Esto puede generar dos grandes problemas si no tenemos cuidado con nuestro correo.

En primer lugar, el problema de guardar correos a largo plazo es que si guardamos cualquier cosa al final acabaremos llenando el espacio. Podría pasar bastante tiempo, pero al final tendríamos un caos de correo con una sobredosis de información innecesaria.

El segundo problema de guardar correos a largo plazo es que tendremos mucha información de tipo personal y laboral de bastante valor, además de posibles contraseñas guardadas, que en caso de caer en manos inapropiadas provocaría bastantes destrozos.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO